Desde el sur de España, me uno a este movimiento Proacquiano.

He adquirido unas Proac Tablette Ten Signature que me están abriendo el camino hacia un nuevo redescubrimiento de la música.

No sabría expresar con conceptos técnicos la opinión que pueda tener o no sobre el sonido que escucho en unas cajas o con un equipo determinado pero sí que se cuando algo me satisface o me gusta.

Llevaba tiempo a disgusto con mis anteriores cajas pues no percibía la claridad que buscaba a la hora de poder disfrutar de una escucha tranquila a bajo volumen.

Leo cientos de comentarios por la red sobre las cualidades de unas cajas u otras o de la forma de percibir unos sonidos u otros. Pero yo no percibo lo mismo con mis cajas; sin embargo creo que empiezo a encontrar sentido a lo que leo o escucho cuando adquiero estos maravillosos monitores de ProAc.

Se han abierto ante mí nuevos caminos. He empezado a encontrar la nitidez de sonido que buscaba. He podido por fin experimentar lo que a veces había leído cuando decían que podíamos escuchar la voz sobre los instrumentos con total claridad y poder distinguir diferentes instrumentos en solitario sin que todo sea una maraña de sonidos algo emborronados por graves descontrolados.

Mi satisfacción es muy buena al haber adquirido estos monitores y plena, imagino, en los próximos meses cuando den de sí todo su potencial y las pueda conocer al cien por cien.

Por último quería agradecer a Lyric Audio la amabilidad con la que me he sentido tratado y la profesionalidad con la que se ha llevado a cabo todo el proceso hasta que los monitores estaban en mi estudio, sorprendente.

También por el detalle de los cds que recibí gratuitamente , gracias.

Saludos a todos y disfrutemos de la música

J.M.D.