Tras convivir, auditivamente hablando, durante unos años con unas cajas Dynaudio Focus 140 colocadas en sus apropiados pies Dynaudio Stand4, con las cuales disfruté muchísimo, tenía la curiosidad por saber si podría conseguir un sonido más natural y agradable. Menos duro a través de unas  cajas de suelo.

Temía que unas cajas de suelo fuesen demasiado para los 47,8 metros cúbicos que dispongo para escuchar música.

Buscaba también unas cajas más  sensibles que las 140, que me permitiesen sacar toda la riqueza musical sin elevar en demasía el volumen. Y así, atando cabos, las ProAc response DT8 se perfilaban como posibles candidatas.

Pero claro, ahora tocaba el poder escucharlas, y eso era muy difícil para mí. Todas las reviews de internet eran muy favorables, así es que me decidí a  escuchar una opinión sobre ellas de primera mano,  y quien mejor que su distribuidor, D. Francisco de Lyric Audio Élite.

Él me habló entonces de las virtudes de las DT8, destacando su sonido natural y humano, que sin dejar nada fuera de control, expresaban el sentimiento de la música. Algo importantísimo para mí. Llegamos a un acuerdo gracias a su Plan Renove y desde el pasado 27 de diciembre las tengo en casa.

Estoy alucinando porque la música fluye de otra manera. Como bien decía Francisco, más humana. Está todo bajo control, pero el sonido es más rico en matices y estos llegan al oído sin dureza ninguna. La naturalidad es lo que define el sonido que ahora estoy disfrutando.

Más fáciles de amplificar que  las Dynaudio, que requerían una buena entrega de corriente; algo que sin embargo mi Musical Fidelity a3.2 era capaz de hacer, y también menos problemáticas en su ubicación, ya que el bass Reflex de las Dynaudio era trasero,  mientras que en las Proac está en la parte inferior.

Además para poder llenarme de rico sonido, exigen menos nivel de volumen gracias a sus 90 dB de sensibilidad.

Esto suena ahora más a «equipo de música» que antes.  Toda la familia lo estamos disfrutando, así es que una vez reiterarle a Francisco mi agradecimiento por todo. Sobre todo por su  profesionalidad y calidad humana y aprovechar a  desearos a todos un excelente y feliz año 2019.

R.L.J.