Hace ya algo más de dos meses que gracias a los consejos y ayuda de Francisco Gutierrez, disfruto de una etapa Pass Labs XA25 y un previo XP12.

Mucho, y todo bueno, podría comentar sobre esta dupla, pero me voy a centrar en algo más allá de su calidad de sonido: la sinergia y la clase A pura «simple».

La sinergia es fundamental en el resultado final de un equipo high-end. Esto, que Francisco ha comentado en distintas ocasiones, lo he podido experimentar con este extraordinario previo y una etapa que, para mí, después de cierta experiencia en la escucha, me parecen difícilmente superables.

Esta etapa es una evolución que replantea el rendimiento y la calidad a partir de la simplificación (es un equipo single ended), a partir de eliminar todo aquello que no contribuye directamente a conseguir el objetivo del mejor sonido. Ese concepto permite unos rendimientos (niveles de ruido, distorsión y factor de amortiguamiento) insuperables en el mercado y que pueden apreciarse a partir de un sonido extremadamente líquido y detallado.

Los graves son increíbles, aunque sea un equipo fundamentado principalmente en los medios y en el tercer armónico.

Una tridimensionalidad que jamás había experimentado, todo dentro del estricto concepto clase A pura: dulzura, suavidad y delicadeza.

El propio Nelson Pass, en un chat que tuve el privilegio de mantener, y a la pregunta de si el XA sonaba mejor que la potente clase .8, me comentó: mejor es difícil decirlo, es diferente, para gente diferente.  Gran respuesta: para mí, que soy de ese tipo de gente que quiere el mejor sonido para escuchas en un ámbito personal y para el que 25W son más que suficientes.

La etapa XA es un sueño hecho realidad. El previo XP12 es su mejor complemento, pieza imprescindible y la prueba práctica de que las sinergias deben buscarse siempre, preferentemente, de la mano del profesional. Yo he tenido la suerte de contar con el Sr. Francisco para ello.

Saludos a todos.

E.P.B.