Durante años quise y anhelé disponer en mi sala de audición – mi santa santorum – una electrónica de Jadis. Finalmente mis sueños se han cumplido con la adquision del modelo I 35.

Siguiendo las recomendaciones del Sr. Francisco – siempre tan amable y cercano – me hice con este modelo del que no puedo estar más satisfecho. La realidad sonora que obtengo es increíble. No sabría describir en términos de audiófilo sus propiedades, pero el sentimiento que produce y las buenas vibraciones que percibo son extraordinarias.

Largo sueño, finalmente cumplido.

L.G.H.