Hola en primer lugar quisiera agradecer a Francisco sus buenos consejos. Hace muchos años que, tanto mi hermano como yo, le conocemos y hemos disfrutado muchos equipos unos de más nivel y otros de menos.

Hasta el momento nunca había tenido nada a válvulas y adentrarme en este mundo con un amplificador normalito fue mi primera intención. Un Leben CS 300 XS o un Jadis Orchestra . Pero después de pensarlo decidimos subir el nivel un poquito más y el elegido fue un Jadis I 35.

Cuando llego a casa el embalaje ya preveía qué clase de aparato viene dentro. desempaquetar lo fue todo un aliciente y poder comprobar la calidad y construcción de dicho Jadis y también su peso por lo que sufrimos de la espalda todo un hándicap.

Al natural una preciosidad de amplificador. Las fotos solo le hacen justicia a medias.

Una vez puesto en su sitio, no sin trabajo jeje, se hizo la luz de forma inmediata.

La música fluía como nunca en casa. Transparencia, separación de canales, control y mucho peso. Creo que los 30 vatios en clase A se manifiestan de una manera evidente.

Fuimos poniendo grabaciones muy conocidas y tuvimos una sensación agridulce había mucho bueno, pero en ciertas grabaciones notaba el sonido áspero y subido de agudos. Lo achaqué a que era nuevo y como no, necesitaba un periodo de rodaje. Decidimos ponerle en torno a ocho horas diarias en unas sesiones prolongadas. Un buen día esa sensación desapareció y sólo quedó música. Música con mayúsculas como nunca habíamos percibido antes.

Ha merecido la pena después de seis largos meses con sesiones maratonianas. En la actualidad sólo puedo decir qué tenemos un amplificador que lo tiene todo: potencia, control, elegancia y mucho peso en la música, todo ello con una escena sonora y una focalización perfecta.

De nuevo hemos de agradecer los sabios consejos del señor Francisco. Hoy en día no nos arrepentimos en absoluto de haber subido el listón y llegar hasta el Jadis I 35. Todo un acierto.

Ahora solo nos queda seguir disfrutando

un saludo para todos

F.G.M.