Hola a todos los aficionados del blog.

El mundo de los cables de audio siempre ha estado rodeado de cierta polémica, pues todavía son muchos los entusiastas del sonido que opinan que no son mas que un juguete en manos de audiófilos recalcitrantes que solo consiguen el disfrute musical después de invertir una cantidad desorbitada en cables.

Pero la realidad es bien distinta, y únicamente se consigue optimizar un equipo, del nivel que sea, con cables de calidad contrastada.

Existen en el mercado gran cantidad de marcas, algunas de las cuales tienen precios desproporcionados, y cada una de ellas afirma poseer la verdad absoluta.

El aficionado exigente busca la mejor calidad precio para sus equipos y los cables tienen que estar en perfecta armonía con el resto de componentes.

Por suerte, y gracias al buen hacer del importador Lyric Audio, tenemos a nuestra disposición una auténtica revolución en el mundo de los cables de calidad.

Hidiamond es relativamente poco conocida por estos lares, pero ha cosechado una enorme reputación en el mercado mundial.

Mi experiencia con la marca no ha podido ser más reveladora. Necesitaba una pareja de cables de modulación para unir el cd y el previo, y me lancé a ciegas a por el modelo Big Génesis.

Flechazo a primera vista. Impresionante construcción, sonido exquisito desde el primer segundo, que se fue transformando en hechizante con el paso del tiempo, hasta el punto de culminar en un sonido mágico y arrollador que me ha dejado huella.

Impresionado con tanta mejoría en el sonido, me he animado a invertir una cantidad todavía razonable, y me he agenciado otro juego igual de modulación para unir previo y etapa, un juego de cables de cajas Big Genesis y tres cables de red  D4.

El rodaje ha sido largo pero necesario, como todos los cables top del mercado.

El sonido, a día de hoy,  majestuoso, cautivador, emotivo y todos los adjetivos posibles se dan la mano como carta de presentación.

La profundidad del sonido se torna antológica. El ruido de fondo en la escucha de vinilo insignificante, el foco y la apertura en la escena perfecta y sin exageraciones, el nivel de detalle y microinformación sublime. La dinámica absolutamente desbordante y arrolladora. La música ha ganado en cuerpo y peso de forma asombrosa y la parte alta del espectro se presenta de forma exquisita, natural y sin estridencias.

Después de todo lo dicho, queda claro que para mi, Hidiamond se sitúa en el pelotón de cabeza de los cables la más pura High End por conjugar ciencia, rigor constructivo, sonido y, sobre todo, una calidad precio que no tiene rival en el mundo de los cables de audio.

Dar las gracias al equipo de Lyric audio, con el Sr.Francisco Gutierrez al frente, por acercarnos a unas marcas tan excelsas sin necesidad de arruinarnos.

S.G.R.