Me sumo al colectivo de aficionados que han depositado su confianza en las cápsulas de Hana.

Cierto es que lo hice con escepticismo. Las lecturas que llegarán  a mis manos me parecían, cuando menos, excesivas: comparar una cápsula de este nivel de precios con las “ vacas sagradas “ de la High End parecía un improperio.

Después de tres semanas no puedo estar más satisfecho.  He redescubiertos mis discos con una amabilidad y  facilidad de audición como nunca .

Agradecer a D. Francisco sus sabios consejos que han guiado mis pasos durante la última década.

Saludos cordiales

F.F.