También he probado los otros cables de Lyric Audio.

Son muy buenos. Sobre todo, en relación calidad/precio.

En ocasiones he encontrado combinaciones mejores que los cables de Lyric Audio en otros sistemas.

En realidad, para mí es muy difícil decir, como oigo a gente que dice, “este cable es una maravilla, te va a funcionar”.

A mi criterio la hifi es como la cocina. Puede que tu sistema necesite un poco más de sal, o pimienta. O dejar cocer a fuego lento. O pasarlo al grille del horno como toque final. Depende de lo que estés cocinando en casa.

Hay que probar.

En esas pruebas a veces he prefirió combinaciones mejores con otros cables que ya poseo.

Pero siempre costaban cono mínimo 5 veces más.

Aun así, he guardado los cables Lyric audio de altavoces. De hecho, me han funcionado mejor -los de altavoces- en el sistema McIntosh MA 252/B&W 805 Signature.

He desechado los XLR, aunque dudé hasta el final en el sistema McIntosh MC 275/B&W 803s. La combinación Charlin/Cardas clear ganó finalmente. El precio es de nuevo 10 veces superior en estos cables comparados con los de Lyric Audio, que apuntaron hasta la final en un combate a muerte.

Aunque no siempre fueron la opción elegida los cables lyric audio fueron siempre la mejor opción calidad precio.

No cometen un solo error.

No intentan sorprender como otros cables, exagerando los bajos o los agudos.

Tienen un perfecto punto medio que ayuda a corregir un sistema demasiado “estirado” por la suma de distintos inventos hifi que terminan alejando el sistema de su punto medio.

Cuando los escuchas, todo vuelve a estar ahí.

Pero no son totalmente neutros , 100 %.  También tienen un cierto tono que los distingue, un tono que engancha y es muy placentero.

Quiero dar las gracias a Francisco por su extraordinario servicio, sus consejos y su generosidad.

Un saludo cordial

J.C.R.